San Baudelio de Berlanga, de Gerardo Diego

– Que no. – Sí, madre, que sí.

Que yo los vi.

Cuatro elefantes

a la sombra de una palma;

los elefantes, gigantes.

– ¿Y la palma? – Pequeñita.

– ¿Y qué más?

¿Un quiosco de malaquita?

– Y una ermita.

– Una patraña

tu ermita y tus elefantes.

Ya sería una cabaña

con ovejas trashumantes.

– No. Más bien una mezquita

tan chiquita.

La palma

me llevó el alma.

– Fue sólo un sueño, hijo mío.

– Que no, que estaban allí,

yo los vi,

los elefantes.

Ya no están y estaban antes.

(Y se los llevó un judío,

perfil de maravedí).

1. Busca en la siguiente dirección, http://www.rae.es la definición de patraña trashumante y maravedí.

2. Busca en Internet a qué se refiere Gerardo Diego cuando habla de San Baudelio de Berlanga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: