Milagro de la mañana, por Valle-Inclán

Tañía una campana
en el azul cristal
de la paz aldeana.

Oración campesina
que temblaba en la azul
santidad matutina.

Y en el viejo camino
cantaba un ruiseñor,
y era de luz su trino.

La campana de aldea
le dice con su voz
al pájaro que crea.

La campana aldeana
en la gloria del sol
era el alma cristiana.

Al tocar esparcía
aromas del rosal
de la Virgen María.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: