Los nadadores, de Francisco de Quevedo

Al agua nadadores,
nadadores al agua,
alto a guardar la ropa
que en eso está a gala.

Zambúllete, chiquilla,
que por chica y delgada,
pasarás por anchoa
para las ensaladas.

¡Oh !, cómo se chapuzan,
qué sueltos se abalanzan,
y con el rostro y brazos
las corrientes apartan.

Ya nadan de bracete,
ya sólo un brazo sacan ;
ya, como segadores,
cortan la espuma blanca.

De espaldas dan la vuelta,
hechos ramos las palmas ;
la vuelta de la trucha,
es la mejor mudanza.

Llegan al remolino,
juntos los arrebata,
las olas se los sorben,
las ondas los levantan.

1. Señala qué palabras se repiten en el poema “Los nadadores” de Francisco de Quevedo.

2. ¿Con qué compara el poeta a los nadadores?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: