La hermanilla, de Vicente Aleixandre

Tenía la naricilla respingona, y era menuda.
¡Cómo le gustaba correr por la arena !
Y se metía en el agua,
y nunca se asustaba.
Flotaba allí como si aquél hubiera sido siempre
su natural elemento.
Como si las olas la hubieran acercado a la orilla,
trayéndola desde lejos inocente en la espumera,
con ojos abiertos bajo la luz.

Rodaba luego con la onda sobre la arena
y se reía, risa de niña
en la risa del mar,
y se ponía de pie, mojada, pequeñísima,
como en préstamo de las olas.

¿Te acuerdas ?
Cuéntame lo que hay allí en el fondo del mar.
Dime, dime, yo le pedía.
No recordaba nada.
Y riendo se metia otra vez en el agua,
y se tendía sumisamente sobre las olas.

1. Describe a la hermanilla de este poema con tus palabras.

2. Busca información sobre la vida y obra de Vicente Aleixandre en Internet.

3. Este autor  pertenece a la Generación del 27. Enumera a otros autores de esta Generación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: